LAINFORMACION.COM

Por contra, Huertas ha explicado que muchos de los empresarios españoles que invirtieron en yates fruto de las ganancias que obtuvieron durante la década del «boom» inmobiliario se han visto obligados a vender sus embarcaciones a inversores extranjeros a causa de la recesión.

Dichos inversores, según Huertas, han comprado los yates «como mínimo a la mitad de precio de lo que costaron a los nuevos ricos».

Publicado por LAINFORMACION.COM

Noticias exclusivas y de última hora sobre empresas, economía, deportes, ciencia y tecnología de España y el mundo en lainformacion.com.

Enlace al artículo completo